You are here

La base de los programas LENA

en inglés

Los programas LENA están basados en las siguientes afirmaciones:

1. Las conversaciones a temprana edad le dan forma a la vida de un niño.

Podemos pensar en esto como eslabones de una cadena:
 
Sabemos que la conversación a temprana edad es influencia clave en el desarrollo temprano del lenguaje.
 
El lenguaje temprano conduce al vocabulario y a la preparación adecuada para el jardín de niños.
 
La preparación para el jardín de niños predice acertadamente el nivel de lectura de tercer grado.  
 
El nivel de lectura de tercer grado es un factor central en las estadísticas de graduación de la escuela preparatoria, lo que a su vez influye en gran medida para tener una vida exitosa.
 
Cada uno de estos factores se ha investigado profundamente, por lo que sabemos que todo está conectado: si se desea una población mejor educada y más exitosa, debemos propiciar la conversación a temprana edad.

Image of a line curving around circles with the following words in them Early Language, Vocabulary, School Readiness, 3rd Grade Reading, High School Graduation, Life Outcomes

2. Los padres (y otros compañeros de conversación) son la receta secreta. 

Incrementar la conversación interactiva no solo apoya el cuidado receptivo y el desarrollo cognitivo, sino que también se vincula con la salud emocional, las habilidades de socialización, el autocontrol y la capacidad de aprender.
 
Las investigaciones indican que los padres y cuidadores tienden a sobreestimar la cantidad de palabras que hablan. De hecho, aquellos que hablan menos lo sobreestiman más.

Los desafíos en el ámbito del cuidado infantil temprano pueden ser aún mayor. Los maestros de la primera infancia están encargados de varios niños a la vez y la prioridad es atender las necesidades físicas básicas. Puede existir la percepción de que un salón de clases tranquilo es un salón exitoso, por lo que los niveles de conversación suelen ser bajos.
 
No existe un enfoque único para compensar la brecha de palabras. Por esta razón, LENA ha desarrollado una variedad de programas que incluyen diferentes diseños de visitas a domicilio, cuidado infantil, investigadores del lenguaje y grupos de padres.

3. No se puede mejorar lo que no se mide. 

Se necesita recibir consejos y observaciones para impulsar mejoras de comportamiento.
 
Los programas basados en LENA se distinguen porque las herramientas usadas tienen doble propósito: 1) proporcionan información valiosa y comentarios objetivos a los padres y 2) los datos obtenidos respaldan la evaluación directa de los programas. Esto permite que los programas se adapten a las necesidades que vayan surgiendo en vez de únicamente implementarlos y esperar resultados.
 
No se pueden obtener resultados solamente con tecnología. El cambio de comportamiento no es fácil y los cuidadores necesitan apoyo adicional (consejos, habilidades y entrenamiento) para acompañar la información objetiva que proporciona LENA. Los resultados han sido muy exitosos cuando tecnologías como LENA se han aplicado en el entorno y las condiciones adecuadas.